domingo, 2 de diciembre de 2012

Días de natación



La canícula llegó y con ella, un cambio de escenario para algunos saltamontes. En el jardín del Espacio Saltamontes, aprovecharon la piscina para aprender algunos rudimentos natatorios con su monitor, Diego, aunque más bien parecía una excusa para pasar un buen rato juntos. Armado de churros, cocodrilos flotantes y manguitos para los más precavidos, Diego les animaba a moverse, resoplar, bracear, patear, zambullirse y jugar en el agua, con toda la paciencia y serenidad necesarias para que la expericiencia les resultase placentera y ganaran confianza en, en el fondo, tan extraño elemento. Por parte de los presentes, misión más que cumplida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario